El Milan, finalista al descanso (goles)

En Internet la información vuela y los goles también. Minutos después de que Kaká y Seedorf adelanten y metan al Milan en la final de la Champions League al menos en los primeros 45 minutos, ya podemos echar un ojo a los dos tantos del encuentro que dejan medio grogui a un Manchester que me está decepcionando y que debe reaccionar si no quiere que los siete goles que le marcó a la Roma se los devuelva, en este caso, el conjunto de Ancelotti.

1-0 Kaká

2-0 Seedorf (está hecho un chavalín)

Un Manchester que enamora

Más allá de las individualidades de los cracks, en las que resaltaron las de Kakà o Cristiano Ronaldo, el partido (partidazo) de anoche en Old Trafford me siguió dejando ese buen sabor de boca que esta temporada se ha acostumbrado a ir alimentando el equipo de Sir Alex Ferguson. Fútbol de altura, de saber a qué se juega, a pesar, por ejemplo, de que frente al Milan contaba con una defensa de circunstancias y de lo que se aprovechó el mencionado ’22’ rossonero. Un equipazo que espero que este año se lleve la Premier, la FA Cup y como no, la Champions League porque sabe jugar al fútbol con mayúsculas. He aquí un pedazo resumen de un cuarto de hora de lo que ayer dio de sí el ‘Teatro de los Sueños’ y que me hizo subir la fiebre… roja.

NdF | Gracias, fútbol
DdF | La regeneración del ManU

Mi final: Manchester-Valencia

Después de ver los emparejamientos de los cuartos de final de la Champions League ya tengo planificada la final ideal. El Manchester es, de los siete equipos no españoles que quedan en liza, el que más buen síntoma me da. Es el resurgir de un grande, que además de practicar buen fútbol, está dejando en la cuneta en la Premier a un Chelsea que me empezó a caer muy bien desde que fichó a Verón (extraña, lo reconozco, debilidad) pero con la prepotencia ha ido perdiendo puntos. Eso sí, la Roma de Totti y el bicicletero efectivo Mancini será un duro hueso. Y el Valencia muy sencillo. Europa le debe una orejona a los de Quique Flores que tan a punto estuvieron de levantarla hace unos años. Los ché, junto a los diablos rojos, serán la excusa para no perder de vista estos maravillosos cruces. El Valencia debe ganar al Chelsea como sea. Hay equipo para ello. Lo máximo a tener en cuenta de los blues es a su loco entrenador, Mourinho, y de lo enrachado que se encuentre Drogba, defenestrado por el portugués antes de comenzar la temporada y salvador del equipo de Londres a base de casta y goles.

Del resto:
Milan-Bayern > Pasará el Milan. Peor que el Bayern no juega, ¿no?
PSV-Liverpool > Igualadita eliminatoria. Apuesto por los ingleses.

Así, las semis quedarían así:
ManU-Milan > Pasan sí o sí los de Ferguson. Al Milan le salvan los fogonazos de Kaká.
Valencia-Liverpool > Los de Quique vengarán al Barça y darán el campanazo.

Y la final, así:
ManU-Valencia > Ya tendremos tiempo de hablar de ella, pero vaya a quien vaya, me alegraré.