Desaparece Ronaldinho

Hace una semana y un día me dejaba llevar por la euforia como hoy lo hago por la deseuforia para asegurar que Ronaldinho, tras haberle marcado dos goles al Sevilla, había vuelto. Hoy me desdigo para decir todo lo contrario. Ronaldinho está desaparecido en combate. Poco se sabe de su sonrisa, de su magia, de su clase, de su pegada, de su indudable calidad. Ni ante el Chelsea ni ante el Real Madrid, los dos encuentros que venían tras el del Sevilla, han servido para que Dinho siguiera destapándose y demostrando por qué sigue siendo el número uno del planeta fútbol. Las dudas a su alrededor aumentan, su estado físico preocupa. Y es normal. En el Bernabéu ni se le vio. Vale que la dureza de la defensa blanca fue destacable, pero apenas participó, creó peligro. Además, Ronaldinho nunca salta a por un balón con la cabeza, y si se cae al suelo y ve que su equipo ha perdido el balón, ni se molesta en levantarse rápido e intentar ayudar. Se le ve bastante vago, como creyéndose lo que es, pero muy fuera de órbita. Si pierde el esférico no corre para recuperarlo y si es un futbolista del otro equipo quien se lo ha quitado y él considera que no ha sido limpiamente, no hace otra que quejarse y lamentarse al árbitro, dejando en el olvido una sonrisa que, cuando en cuanto recupere, será la que más alegrías dé al fútbol.

Duda del día:

  • ¿Cuánto tardará Ronnie en ser el número de uno de nuevo?
Foto | EFE

Aparece Ronaldinho

Venía de recibir mil y una críticas por sus recientes actuaciones. Aunque el apoyo de la prensa catalana nunca dejó de faltarle, la verdad que el juego de Ronaldinho había bajado escalones respecto al de anteriores temporadas. Debate estéril, pues ayer el todavía mejor jugador del mundo se encargó de hacer patente que todo lo que se habla a su alrededor son tonterías. Asumió la responsabilidad en un penalti que avanzaba al Barcelona contra el Sevilla y luego, de magistral falta, batió al siempre atento Palop. Aparece Ronaldinho en el mejor momento, justo cuando se avecina la semana más dura del barcelonismo. Este miércoles el Chelsea y el domingo el Real Madrid, y qué mejor que medirse a los grandes rivales con el crack en gran forma. Ojo con Dinho.

Duda del día:

  • ¿Podrá alguien desplazar del liderato al Barça de aquí a final de temporada?
Foto | El Mundo Deportivo