Romario y la locura de los dirigentes

Si yo fuera presidente del Vasco de Gama me hubiese pensado dos veces lo de colocar a Romario entre el banquillo y el terreno de juego. No dejan de sorprender noticias como la del ex futbolista del Barcelona, que a partir de ahora compatibilizará sus salidas nocturas, sus escasos entrenamientos y sus goles, con la dirección técnica del conjunto brasileño.

Me imagino que se trata de una solución de emergencia, a la espera de encontrar alguien de verdadera fiabilidad. Y es que a Romario, el mismo que se saltaba a la torera las sesiones de entrenamiento y que luego jugaba, rendía y marcaba, no lo veo dirigiendo por mucho tiempo a sus nuevos pupilos y hasta hace horas compañeros. ¿Qué le dirá al jugador que llegue tarde a una sesión y argumente que anoche estuvo de parranda? En fin, ver para creer en un mundo del fútbol, que como en el ‘real’ la locura se está apoderando de dirigentes impredecibles y decisiones cuestionables.

Loading Facebook Comments ...

Speak Your Mind

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.