Ronaldinho, con un lacito

Cualquier pasado fue mejor. Día a día Ronaldinho escenifica la mencionada frase. Uno mantiene la esperanza de ver al mejor Ronaldinho, pero el brasileño se esfuerza en matar cualquier ápice de ilusión. Pienso, como muchos otros, que el arroz del crack en el Barcelona ya se ha pasado. Que el Barça no necesita su arte a cuentagotas, sino a mares, como antaño. Si el ‘10’ fuese el mismo que fue cuando llegó, con Messi en plena efervescencia, un poquito más de Henry y la chispa de Eto’o la delantera del Barcelona sería como un imparable terremoto. Pero si Ronnie no tiene gas la teoría se va al limbo.

Se habla, como casi siempre, de rumores que le sitúan lejos del Camp Nou. Dejando a un lado la veracidad de los mismos, un servidor cree que sí, que ha llegado el momento de sacar partido a Ronaldinho, aunque sólo sea económicamente, ya que futbolísticamente no parece el brasileño muy predispuesto. Ya se sabe que ha sido el estandarte de la era Laporta, el ídolo de muchos niños y sobre todo un gran producto de merchandising, pero actualmente, en el estado físico que ofrece, ya no se le necesita. Así pues abogo a venderlo, a sacar lo máximo posible por él y que no pase lo que pasó con Rivaldo, que se fue a Milán sin dejar un euro en las arcas del club.

Ronaldinho tiene todavía 27 años, contrato hasta 2010 y a pesar de llevar dos en estado discontinuo sigue teniendo un estupendo cartel. No se olvida tan fácilmente todo lo que ha hecho por el Barcelona y por el fútbol, pero sería un craso error no aprovechar esta ocasión para traspasarle. Su hermano ya ha lanzado en más de alguna ocasión la piedra. A ver si Laporta la recoge y la manda… ¿a Londres?

Loading Facebook Comments ...

Comments

  1. Yo era de los que confiaba en su recuperación y aún no he perdido del todo la esperanza. PEro me voy desengañando. Una pena.

    @Mamba
    Ya está disponible en depenalty.es el podcast del programa del pasado lunes. Os animo a todos a escucharlo y a participar en próximas ediciones.

Speak Your Mind

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.