Ser o no ser

Esa es la cuestión. España puede enterrar definitivamente sus opciones de ser uno más en Austria o Suiza o puede hacer renacer las posibilidades de estar entre los elegidos. Para ello no tiene otra cosa que hacer que vencer a Dinamarca. Un mar de dudas planean sobre este partido, sobre cómo lo va a plantear Luis Aragonés, pero eso no es nuevo. Nuestro combinado siempre es una incógnita. Pero por una vez toca despejarla y demostrar, más tarde que temprano, que podemos estar ahí. Nuestra selección hace tiempo que pisa sobre arenas movedizas. Es el momento de salir de ellas o de hundirse para siempre.

Raúl, ¿va en serio?

“Espero meter 20 goles y volver a la selección”


Todavía queda algo menos de un mes para el día 28 de diciembre pero hay futbolistas que parecen querer adelantarse a las inocentadas. Es el caso de Raúl. El futbolista del Real Madrid está atravesando una buena racha que parece, sólo parece, haber dejado atrás ese jugador que se arrastraba por los terrenos de juego en las últimas temporadas. Marca valiosos goles, como el del domingo contra el Valencia, y a pesar de ser uno de las víctimas de la presunta, sólo presunta, revolución de Luis Aragonés, sueña con volver a ser el mismo de antes, el de mucho antes.

PD: La imagen es un reflejo de lo que debería haber hecho Raúl para evitar este post.

Foto | Google

¿Otra vez Camacho?

Leo en Diarios de Fútbol una noticia procedente de la web de la Cadena Ser, en la que se afirma que ayer, en el Santiago Bernabéu, surgieron rumores que situaban fuera del cargo al denostado Luis Aragones y colocaban, de nuevo, a José Antonio Camacho al frente de la Roja.

[…] Los candidatos se reducían a dos: Vicente del Bosque y José Antonio Camacho. Todos coincidían en que, debido a la situación por la que atraviesa la Selección, el más indicado sería Camacho, cargo que ya ocupó entre 1998 y 2002. La idea de la Federación es que Luis Aragonés no dirija a la Selección en el amistoso ante Inglaterra el próximo 7 de febrero. […]

No sé si es verdad o mentira (me temo que más la segunda que la primera opción), pero lo que si es evidente es que un cambio a la selección sí que vendría bien, más que nada porque ya nadie aguanta a Luis Aragonés en un cargo al que se ha enganchado y en el que sólo tiene depositada confianza Ángel María Villar. Camacho estaría bien (mejor que Lotina, seguro) pero habría que ver si el ex seleccionador tendría agallas de regresar al banquillo ardiendo que es el español.